jueves, 18 de junio de 2009

2 de agosto


Era 1997, fines de julio. Mi hermano había viajado desde Córdoba -donde vivía, donde sigue viviendo- a Entre Ríos para visitarnos a todos. Con catorce años, yo ocupaba el rol de hermano más chico, aunque para esa época papá ya iba por el quinto hijo-yo era el cuarto- y se había propuesto ocultarlo, para posterior encabronamiento de mi vieja.

A mí me encantaba que el Javi viniera de visita. Cuando estábamos en la misma ciudad no me despegaba ni un solo segundo de su lado. Lo acompañaba, le mostraba la música que escuchaba, las películas que veía, las revistas que leía. Era hiper pesado, pero él me bancaba siempre. Nunca me mandó a cagar y se copaba contándome boludeces y tirando data de sus músicos preferidos, que para mí eran todos nuevos.

Yo recién empezaba a meterme de lleno a escuchar rock. Los Beatles y Charly todavía no habían golpeado mis oídos, pero algo ya me decía que cerrarse a una sola cosa no era lo más interesante. También miraba a full un documental que se llamaba "Rock Nacional: 30 años", editado por la revista Gente en el 96. Era un resumen bastante interesante donde aparecían todos: desde Los Beatniks hasta los Cadillacs. Lo pasaron un par de veces por Volver pero no me hacía falta esperar eso: lo veía todos los días, después de comer, con el uniforme del colegio todavía encima -pantalón gris, camisa blanca, corbata azul, zapatos negros-, y a la noche, antes de acostarme. Mirándolo aprendí de memoria la historia de Los Gatos, el por qué los Vox Dei comenzaron a cantar en castellano y qué era lo que hacían los Pappo´s Blues cuando zapaban -"había momentos en que tocábamos jazz"-. También me sabía -me sé- de memoria "Panadero ensoñado", el genial comienzo de "Pescado 2", grabado sólo con las voces de Spinetta y David Lebón, muchos años antes de que Andrea Prodan edite "Viva voce".

El Flaco aparecía un montón de veces en el video. Primero con Almendra, obvio, y después con el resto de sus proyectos: Pescado Rabioso, Invisible, Jade y su carrera solista. Los highlights eran los Pescado cantando "Post-Crucifixion" en "Rock hasta que se ponga el sol" y los fragmentos de temas de Invisible: "La llave del Mandala" y "Jugo de lúcuma".

"Yo tenía... catorce o quince años y escuché 'jugo de lúcuma/chorreando en mí/patas de mueble de bronce/caminan ya', y me volví loco", contaba y cantaba Fito en el documental y a mí me fascinaba su declaración porque yo iba por la misma edad y me pasaba exactamente eso, pero solamente con la parte de la canción que aparecía en el VHS, porque no la tenía entera. ¿Dónde iba a encontrar una copia, si todavía no existía el mp3, a Concordia no llegaban muchas reediciones de discos y ni en alucinaciones lo pasaban por la radio?

En esos meses del 97, Spinetta por fin publicaba su disco doble con los Socios del Desierto. Después de años de negociaciones con las discográficas, el Flaco pudo conseguir lo que pretendía -doscientos mil dólares- y editar su nuevo trabajo. El disco era, según la prensa especializada, "un regreso a sus años más furiosos" y el primer corte, "Cheques", era un ejemplo perfecto de esa furia.

"Cheques" estaba buenísimo para un pibe de catorce años que quería ingresar al mundo Spinetta. A ese tema sí que lo tenía entero. Lo había grabado en un casete, desde la radio, junto con otra canción de ese disco: "Cuenta en el sol". Con esas dosis homeopáticas de Luis Alberto pasaba los días en el invierno de 1997.
Cuando Javi me preguntó yo dije que sí de entrada. ¿Cómo iba a negarme? Sólo faltaba que mis viejos dieran el visto bueno -es decir, que pusieran la guita- y listo: me iba a ir un fin de semana a la Docta a ver el primer recital de mi vida: Spinetta y los Socios del Desierto.

Mis viejos aprobaron la idea del hermano mayor y partimos. Ocho horas de viaje, llegada, taxi, casa, mate, saludos -"¡Qué grandote estás!"- y al centro a comprar las entradas.

El recital fue el sábado 2 de agosto en la Sala de las Américas, plena Ciudad Universitaria, a las diez de la noche. Antes de ir -caminando- cenamos en un local que vendía diez panchos por un peso, algo que me pareció tan inolvidable como ir a verlo a Spinetta. Cuando llegamos, la cola era bastante importante, pero pudimos meternos al medio de la fila gracias a que el Javi se encontró con un amigo muy parecido al Palo Pandolfo de esa época -a quien yo ubicaba del video de "Bip Bap Um Dera", de Los Visitantes-, que estaba con una mina alucinante que al ver que los otros dos no le daban bola se puso a hablar conmigo -"¿Qué estudiás?", "Nada... voy al cole"-.

Una vez adentro, miraba a cada rato el telón, que no se corría pero dejaba ver unas sombras en el piso. Después de veinte minutos de demora, se escuchó una voz en off que dijo: "Damas y caballeros, el señor Luis Alberto Spinetta está en camino y el concierto comenzará en algunos minutos. Gracias por esperar". Todos silbaron, como diciendo "¿hay que seguir aguantando?", pero menos de un minuto después las luces se apagaron y empezó a sonar la banda en pleno (el Flaco en guitarra y voz, Marcelo Torres en bajo y Daniel Wirtz en batería) a un volúmen altísimo con una versión ultra podrida de "Ana no duerme", que en 1998 editaron en el disco "San Cristóforo".

No lo podía creer.

Lo primero que me sorprendió fue esa canción inicial y después comencé a fijarme en algunos detalles: los tres músicos estaban uno al lado del otro. A la izquierda Torres, al medio Wirtz y a la derecha el Flaco, con sus rulos bamboleándose como si fueran Paul McCartney cantando "I Saw Her Standing There".

Wirtz era un animal pegándole a los parches. En el disco ya se notaba, pero en vivo te desarmaba. Cuando tocaron "Cheques" yo lo miré todo el tiempo a él. Sobre todo en el final del tema. Quería saber cómo hacía para tocar así. Nunca supe.

Spinetta estaba como siempre: cantaba increíblemente bien, emocionando; y hacía sus clásicos comentarios entre tema y tema -"Flaco, ¡sos Dios!", "Pero tengo tos. ¿A quién le reclamo?"- que hacían reír a todos. No me acuerdo si alguno le dijo "¡'Muchacha', Flaco, tocá ¡Muchacha'!", como Capusotto, pero seguro que sí.

A medida que iban pasando los temas, mis dosis homeopáticas empezaron a pasar factura: conocía muy pocas canciones y, para mi desgracia, no tocó "Panadero ensoñado" -¡¿Cómo la iba a tocar?!-, "Jugo... " o "La llave...", así que me dediqué a mirar, escuchar y rogar para que mi memoria guardara la mayor cantidad de momentos.

Sobre el final llegó una que sí conocía: "Me gusta ese tajo", que había escuchado porque mi hermana tenía el disco de "Tango Feroz", donde se encontraba ese tema en una versión cantada por Ulises Butrón.

Pero ése no fue el último. El Flaco dijo algo que no recuerdo y arrancó con "Los libros de la buena memoria". Lo única escena que guardo de ese final es a toda la sala diciendo "¡Uhhhh!" y aplaudiendo de pie, mientras a Spinetta le llovían las rosas que habían repartido en la entrada. Después, cuando ya nos habíamos ido, Javi me contó que "Los libros..." era un himno para todos los fanáticos del Flaco y que no podían creer que la haya tocado.

Al otro día regresé a mi casa y volví a escuchar los dos temas en el casete y a ver el video muchas más veces que antes, como un enfermo, hasta que pude tener cuarenta y dos pesos para comprar el disco doble.

Y acá estamos.

58 comentarios:

Flaco dijo...

imprecionante la semna ante pasada lo vi aca en Ctes por primera ves, a dos cuadras de mi departamento no lo podia creer...

Flaco dijo...

Spinetta y los Socios del Desierto es la "mejor" banda que tuvo el flaco?


(una pregunta medio estupida, para saber que opinan nada mas)

Anónimo dijo...

uhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
Que locura que hayas comentado ese show!!!
Ese fue mi primer recital también! Mi viejo me llevó también cuando yo tenía 14 años, y desde entonces soy Spinetteano militante.
Me acuerdo un detalle: durante el concierto el Flaco lució un guardapolvo blanco, congraciándose así con los docentes de Córdoba que en esa época mantenían una puja salarial con el Gobierno.
Me devolviste a mi preadolescencia por unos momentos.
Gracias!

pajaroinflamable dijo...

qué buena reseña cadorna, muy emotivo el relato y lo del vhs, (mortales los panchos a un peso, ja!)
Nos devuelve (a todos supongo) a ese momento en que uno escucha música sin ningún preconcepto armado y con total voracidad...

años después uno se vuelve un poco más cínico y menos ingenuo y quizás pierde un poco de distancia para apreciar algunas cosas sin etiquetarlo en forma anticipada.

quizás te mande vía mail mi primera vez con el flaco, que fue en Barrancas de Belgrano en el verano '85 cuando Jade empezaba a separarse.

Fede dijo...

Yo lo ví el sábado en Lomas, ¡y no tocó Muchacha!

rueda dijo...

mortal lo de las sombras del telón.
ahí hay magia.

Sonic the Hedgehog dijo...

Ay que ternura (L) (L)

karttman dijo...

muy bueno el relato, cadorna

queremos tanto a luis

toca en martinez, para los de zona norte despistados

Matuto dijo...

Como durmieron los fanas de Pandolfo. Tanto que dejaron al escolar Cadorna hablando con la muchacha.

Jajaja.

Estaba buena?

Faco dijo...

Se me piantó un lagrimón, muy bueno Cadorna...

¿Qué soy, Kellogs?

Chester J. Lampwick dijo...

¡Muy bueno el flashback, Cadorna! Espero más de estos ejercicios de la memoria emotiva, con la sensibilidad a flor de piel. Como te escribían cada tanto las maestras de antes en el cuaderno: "Muy bien, sigue así".

Karttman: para el caso, el dueño de este boliche vive en "zona norte". De hecho, va a ser local en el próximo show del Indio.

karttman dijo...

pero el dueño del boliche vive muy al norte! donde esta el etnocentrismo? :P

Space Invader dijo...

Subí mas seguido anecdotas como esta Cadorna! Jajaj, La segunda vez que me identifico en algo que relatas.

Fede, el Sabado yo estaba en decimocuarta fila y le grite a lo Capusotto "Muchacha ojos de papel flacooooo", pero bue aunque sea cerro con Rutas Argentinas.

Juannn dijo...

Muy buena historia loco.

Chancho Piluqui dijo...

Macho, ¿tu primer recital fue ése? No sabés cómo te envidio... mi primero fue uno de Fabiana Cantilo. Acústico. Después lo pude ver al falco y sacarme las ganas... y sí, yo también entré por el disco de los socios del desierto, que es una joyita por donde lo mires. Todavía es uno de los que más me gusta del flaco.

Buena historia.

santic dijo...

como estamos ejercitando la memoria emotiva eh!
muy buena la reseña, es como dijo alguno aca arriba: se añora la epoca en la cual uno estaba mas librado de preconceptos ('inocencia' se le dira a ese estado?)

jorge harrison ford dijo...

los socios del desierto, me encanta el nombre!, debe ser uno de mis nombres de banda favoritos, ojala se me hubiera ocurrido a mi primero... pero bue, tendria 8 años masomenos, asique estaba dificil

nano dijo...

que lindo lo q escribiste, me caga de gusto saber como la gente descubriendo la musica, y las cosas q le gustan y le dan vida en general....aguante el flaco
nano

Ale Do Carmo dijo...

Un recuerdo para un grande como el Tuerto Wirtz (RIP)

Cadorna dijo...

Gracias por leer y qué bueno que les haya gustado. Ahí subí la entrada.
Matuto: estaba buenísima.

Cadorna dijo...

Ah, y no sé si fue la mejor banda que tuvo, pero era increíble.

lucianoRamone dijo...

buenas, me senti identificado! yo soy de san salvador, cerca de concordia, pero mas chico... por ende era mas dificil conseguir un cd y menos encontrar a alguien del palo para q te grabe un cassette, si saliste rockero de esos lugares perdidos en el mapa, es doble merito, je, yo recien pude ir a los recis cuando me fui a estudiar, porque mis hermanas no me llevaban ni a la esquina,,,
bueno, lindo relato,
saludos

Anónimo dijo...

Uy que divertido!!!

yo lo ví por primera vez el sabado acá en la plata.... y subí mi cronica al blog www.lashabladuriasrock.blogspot.com



me desepcioné enormemente.....

igual, siempre estan los discos de la buena memoria

Seba Habladurias

Homero Simpson dijo...

me aburroooo

PDG dijo...

Me trasladaste a un buen lugar! Felicitaciones y espero que cada tanto meches tus cosas, tuspropios escritos, entre tanta frase rockera, vuestros relatos siempre son un lindo oasis en la locura dialectica de los musicos!
Abrazo de gol, hasta el proximo partido

rueda dijo...

Del disco ese me gustaba una canción que se llama holanda.
Ahora pienso que sería un lindo nombre para una mascota.

Anónimo dijo...

CAQUIS : pareces SAVOY con sus largas parrafadas; parece que supieras escribir y todo ; vas a perder la picardia si dejas de verduguear a los musicos, FR es un blog anti-rock !!
Haces bien en emular al taxista porque te estaba robando la gente.
Y como !!!

Cadorna dijo...

¿Otra vez?

Petra von Feuer dijo...

Para mí, el de los Socios es el último disco copado de Spinetta. Despues... y sí, como dijo Homero ahí arriba, me aburro.

Amigo, está escribiendo cada vez mejor. Rosas rojas también para usted... y ya que estamos, mándele mis saludos al Javi cuando lo vea.

Vin Naftero dijo...

Lindo testimonio Cadorna , claro y muy consistente. Tanto que es como estar ahi.
Mi primer show fueron Los Violadores gratis en la playa , verano 1996 jejeje , en su primer regreso despues de la separacion y si bien no fue una experiencia tan , digamos , "magica" , lo tengo muy presente.

Santiago Segura dijo...

Muy muy bueno, te pasaste.
Ya me lo habías contado pero al pasar, toda la descripción es genial y si te acordás de cada detalle es porque son esas cosas que uno nunca olvida. La última vez que lo vi cerró con Los libros... y pasó lo mismo que aquella vez en Córdoba: un gran "uhhh" general que me encantó tanto como el tema.
El disco ese lo compré hace un año y medio después de una intensa búsqueda, qué bueno que es...

PD: gracias Karttman por la data, no sabía lo del Bristol!

Hernán dijo...

Por una cuestión generacional, también entré Spinetta en la epoca de los socios del desierto. Y tambien me supe de memoria el material en VHS del que hablás, pero yo tenía una versión algo más larga, que eran 3 videos. Pero me acuerdo que al menos en beunos aires en esa epoca ya estaban salieno las primeras reediciones en CD de los primeros discos de rock nacional. Me acuerdo de unas cajas de 3 cds que edito victor pintos que venian con un libro muy prolijo. Asi llegue a pescado, a la maquina y a invisible. escuchar esa musica a los 15 años es impresionante.

Muy bueno tu relato. volvere en busca de frases rockeras y tambien de este tipo de historias.

rueda dijo...

El primer recital que fui fue uno de Páez cuando presentaba el amor después del amor.
Luego se cortó el pelo.

aguaninio dijo...

YO LO PRIMERO QUE VI FUE A LOS BRUJOS PRESENTANDO SAN CIPRIANO EN LA CANCHA DE BÁSQUE DE ANZORENA, EN MENDOZA. MUCHO MUÑEQUITO VUDÚ COLGANDO Y DE REPENTE EMPIEZAN LOS MOSTROS CON EL RIFF DE VENGANZA CANÍBAL, Y VEÍA 2 BOLSAS TIPO DE CONSORCIO EN EL ESCENARIO. EN UN MOMENTO EXPLOTAN LAS 2 BOLSAS Y SALEN LOS CANTANTES. ESE DÍA... FUE ESE DÍA.

Petra von Feuer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Petra von Feuer dijo...

Mi primer recital consistió en acompañar a mi viejo a ver a Steve Hackett, ex violero de Genesis, en el Teatro Real, aquí en Córdoba. Y, aunque sólo conocía 4 o 5 de las canciones que tocó (que eran, obviamente, las versiones de Genesis), estuvo excelente.

Un cordobés dijo...

Error, no eran diez, la oferta siempre fue 6 panchos por un peso!

juan matias :) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
juan matias :) dijo...

La verdad que envidio que ese haya sido tu primer recital. El mio fue uno de catupecu cuando tenia 11 años(era una de las primeras bandas que me gustaba), en un barcito en zona sur, me acuerdo que estaba el cantante de cabezones parado en la entrada (y era re triste, todavia no lo conocia nadie jajaja).El otro dia fui a ver a aznar y toco credulidad y dije" no puedo morirme sin ver al flaco", es un gusto que todavia no me pude dar..

Cbox dijo...

Yo conocí a la vieja(mamá) de la actual bajista de el flaco,Nerina Nicotra.
Suprimime!!!

cadorna dijo...

Eran diez!! No me lo olvido más!

Mr. tambourine man dijo...

primera vez q paso por aca...
hace 1 año q empece a escuchar al flaco y el sabado pasado lo fui a ver a lomas...increible!!!

rueda dijo...

Nerina Nicotra, buen nombre para una banda reggae

Petra von Feuer dijo...

Nerina es/era la novia de Guillermo Vadalá o estoy muy equivocada?

karttman dijo...

empezo siendo su alumna, y despues si, la minita d Vadalá

Tu vieja me engaña dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=s5rltrKrNA0

Fede dijo...

Lo bien que hizo Vadalá en dejar a Moria y levantarse ese bomboncito (?)

Mike dijo...

Es la mujer de ...
O Vadalá es el hombre de..

Mi primer recital fue Bowie en Ferro.

Anónimo dijo...

Emocionante relato, felicitaciones al que lo hizo.
Y eso me recuerda a que en ese epoca yo tenía la misma edad y que cuando salió el disco doble, lo escuché entero, de curioso nomás, en el Tower Records de Santa Fé y Riobamba.
Nunca ví a esa banda en vivo y todavía siento pena por eso, sobre todo porque no creo que el Flaco vuelva a esa época de musicalidad salvaje y rocanrolera.

Manzano dijo...

Que vuelva el turco: con 10 centavos te comías una chopan!

Erman González dijo...

Sí, y los zurdos dicen que estábamos mal... ni en Cuba se comía tan barato.

Anónimo dijo...

Bue... el regreso de los muertos vivos.

LaVozdelRock dijo...

Esto quien lo declaró? Un fracasado?

Mati dijo...

me pasó algo parecido (lo de conocer sólo 2 o 3 temas) cuando lo ví al flaco por primera vez, en la ciudad de las artes, en 2005. La última vez que vino, cuando me tocó los libros (juro que la tocó para mí), creo que lagrimeé un poquito. A al salida lo abrazé y le dije "te amo". Pobre flaco, vieran la cara que puso!

En un mes viene de nuevo =)

Mati dijo...

Rueda: la canción Holanda también era la que más me gustaba de ese disco (fuera de cheques), porque cuando la conocí, en 2006, yo estaba muy de novioc on una chica de Holanda, cuya llegada, por supuesto, quedó en el viento.

Copado saber que no soy el único loco al que le gustaba. Aguante los socios!

Sí! a posts como éste.
No! a posts indignantes del Toti.

Anónimo dijo...

Excelente nota

Juanme dijo...

yo tambien tengo ese VHS, y me encanta! jaja

abrazo , buenisimo tu relato del recital

el carpo dijo...

gran post

para el que pregunto ahi arriba: la mejor banda del flaco fue, lejos, pescado...

por lo menos, asi lo veo yo...